« Masajes postoperatorios en el Aumento de Mamas | Inicio | “¿Consulta de Preanestesia? ¿para qué?, yo sólo quiero operarme del pecho…” »

17 marzo 2009

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Alejandro Nogueira

Entiendo a lo que se refiere Silvia, aunque de los aspectos que me comenta habría mucho que desarrollar.

En primer lugar diferenciar dos tipos de low-cost en base a la estrategia que siguen para reducir costes finales, bien sean aéreas, sanitarias o de otro tipo, por ejemplo, no olvidemos a las mayores low-cost sanitarias: las aseguradoras de salud, donde Belliance es pionero es en la Cirugía Estética, no cubierta por aquellas.

Sobre esto tendríamos:

-reducción de costes sin transformación de modelo de negocio, vía eliminación de elementos básicos, de seguridad o de calidad; ejemplos de actuación en esta política tendríamos la reducción de combustible y mantenimiento en las líneas aéreas, o en Cirugía Estética cuando se opera fuera de un centro sanitario legalizado, no se deja ingresado al paciente para ahorrar ese coste, se opera con anestesia local para evitar gastos o se emplean implantes de suero salino o "piratas" pues son más baratos

-reducción de costes con modelos de negocio modernos, en permanente transformación, nunca estáticos, innovadores, sin sacrificar elementos fundamentales y eliminando aquello que puede considerarse superfluo, accesorio o que no sea directamente el servicio que solicita el cliente; en esta vía de optimización tendríamos, para las compañías aéreas low-cost, la integración masiva o exclusiva de Internet en el modelo, la reducción de salarios y márgenes a cifras sensatas (no bajas, pero tampoco desorbitadas), acuerdos comerciales y negociación de escala, uso de slots nocturnos o menos solicitados para operar en los aeropuertos, bases en aeropuertos poco transitados, optimización de flotas, coordinación de equipos y horarios, eliminación de servicios innecesarios (catering, prensa), etc, y en el caso de la Cirugía Estética y Belliance mucho de lo anteriormente citado, pues las similitudes son innegables, haciendo la traslación al sector sanitario.

En definitiva, se trataría de distinguir el "buen low-cost" del "mal low-cost", del ahorro de costes que beneficia a empresas y clientes, y del ahorro de costes que hunde negocios y reputaciones y perjudica a los clientes. Belliance no tendría aceptación en el mercado si la calidad no fuera óptima, y lo mismo se podría decir de las compañías aéreas de bajo coste.

Probablemente, debido a su dinamismo y competitividad, las líneas modernas de vuelos low-cost han ganado tanto terreno comercial que han presionado a las compañías tradicionales hasta el extremo de incurrir en malas prácticas. Las compañías de siempre están obsoletas y encastradas en unas relaciones laborales rígidas, plantillas hipertrofiadas, flota de naves heterogénea y mal planificada, organización caótica y fundamentada en el exceso de recursos, etc, eso, no lo olvidemos, puede ser en si mismo un riesgo. El historial de seguridad low-cost es realmente impresionante, a pesar de las alarmistas críticas de sus inicios, ya afortunadamente desterradas.

Se puede simplemente "ahorrar costes" o tener un modelo de negocio óptimo e innovador, ahí radica la diferencia.

Seguramente este mismo debate se dio a principios del siglo XX, entre los defensores de la construcción tradicional de coches y los que apostaron por las cadenas de montaje. Ejemplos de choque entre modelos de negocio hemos tenido muchos en la historia, siempre gana el mejor, los clientes mandan.

Un saludo.

Silvia

No me cabe la menor duda de que su empresa no sacrifica la seguridad del paciente para conseguir una reducción de los costes.

En cuanto a los aspectos básicos que algunas compañías aéreas sacrifican, enumerarle sólo algunas de las herramientas que utilizan:
- Racionamiento de las reservas de combustible, cuestión ya denunciada por los propios pilotos que trabajan en algunas de estas compañías
- Superar las horas máximas de vuelo especificadas en la normativa de aviación civil
- Prescindir de mecánicos y técnicos de mantenimiento
- Mantenimiento de sus aviones en países con muy baja calidad como El Salvador o China...


También es cierto que sufrir una inspección SAFA por parte de inspectores españoles es como clavarse la única aguja del pajar. Y esto ya sería otro tema.

Alejandro Nogueira

Gracias por sus palabras Silvia, viniendo de alguien con su cualificación aportan un contenido altamente enriquecedor a este blog.

Me gustaría conocer los aspectos básicos de las compañías aéreas low-cost que usted afirma se han visto sacrificados en aras a su competitividad en costes. Me refiero a las major o compañías de gran éxito en el continente europeo, descartamos low-cost exóticas. No se han producido accidentes o incidentes serios en los últimos años, al menos no conocidos en las low-cost, más bien al contrario las compañías tradicionales han estado involucradas en problemas o incluso reducciones de seguridad por tener que competir con las low-cost y su más eficiente gestión. Caso a parte son las charter, otro concepto de negocio.

Me gustaría explicarle donde están las coincidencias en el modelo de negocio entre la cirugía estética y los vuelos comerciales:
-son actividades que implican cierto riesgo inherente, poner un avión en el aire y operar a un paciente son actividades con un componente impredecible, un porcentaje de complicaciones potenciales y que en caso de errores humanos o técnicos las consecuencias son fatales, por lo que la meticulosidad y la excelencia son esenciales para su buen fin
-se trata de actividades complejas, en las que se hallan implicados agentes, compañías y trabajadores muy diversos y variados
-los procesos de coordinación y gestión son complejos
-requieren de reserva y fijar una fecha prevista
-participan profesionales de muy alta cualificación
-existe en ambos casos un agente implicado "base" que a su vez asume su parte de riesgo y responsabilidad, como son los aeropuertos y los hospitales, donde físicamente hay que tener la base operativa y acuerdos de actividad, con "slots" o espacios de operatividad contratados
-se busca reducir la ansiedad y el miedo a un servicio que, por otra parte, el cliente demanda con vehemencia o incluso con pura necesidad
-finalmente tenemos el desarrollo de negocio web, con reducción de costes, donde Belliance ha sido pionero

En todo caso, si hay compañías aéreas low-cost en las que la reducción de costes se hace sacrificando seguridad, tenga por seguro que en nada se parece Belliance a ellas. Quedémonos con las buenos ejemplos a imitar.

Muchas gracias por su participación.

Silvia

Como economista, felicitarte por tan acertado análisis de la realidad económica que tendremos que afrontar de aquí a muchos años en adelante en todos los sectores, y sobre todo por las claves de actuación que con tanta precisión enumeras y que son aplicables, yo diría, que a todas y cada una de las empresas del mundo.
No estoy sin embargo tan de acuerdo en ejemplificar este modelo de éxito con las compañías aéreas low cost. Algunas de ellas creo que sí han sacrificado algunos aspectos básicos de su actividad, y no sólo han configurado de una manera distinta y más eficiente su negocio, que creo que es por lo que tú abogas.
En cualquier caso, no cabe la menor duda de que a través de este modelo el futuro es prometedor.

Alejandro Nogueira

Gracias por su aportación Carlos.

La reducción de costes necesaria para que proveedores y receptores se servicios de Cirugía Estética alcancen un punto de mutuo acuerdo, y la relación económica se reactive en el sector, pasa por la reducción de costes, el aumento de la calidad del servicio, pero BAJO NINGUN CONCEPTO SE DEBE RENUNCIAR A LA SEGURIDAD. Esto debe ser entendido como un principio transversal y común a cualquier situación macroeconómica.

Si es un error mantener un modelo de negocio obsoleto e ineficaz, con precios desorbitados, mucho peor es buscar la reducción de costes en aspectos "sagrados" como la profesionalidad y las máximas garantías de prestación.

Lógicamente el equilibrio se alcanza si los prestadores de servicio hacen un esfuerzo creativo, tecnológico y de reducción de márgenes, y los pacientes por su parte, una vez más insisto en ello, proceden a hacer su parte del esfuerzo necesario para el punto de acuerdo: aceptar el uso de Internet como un aliado esencial, entender la eficacia y comodidad que ofrece, y colaborar en la selección de los productos con calidad/precio más óptima con juicio crítico y espíritu de "consumidor inteligente".

Reciba un cordial saludo.

Carlos

Estimado Compañero:
No te conozco personalmente. Soy también cirujano plástico. Actualmente estoy ejerciendo en Madrid. Alguna vez he entrado en tu foro porque me parece muy interesante. En este caso, te felicito por tu sagaz y brillante análisis de la situación económica actual y pasada, y la repercusión que ésta ha tenido sobre la cirugía plástica y estética. Yo tengo tu misma opinión. Debemos ofrecer máxima calidad con precios adaptados a la situación. También pienso que el paciente ha de implicarse de lleno, buscando la mejor calidad-precio del mercado.
Me despido,dándote de nuevo mi enhorabuena por tu artículo. Recibe un cordial saludo.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)

Mi foto

Clínica Siluest Madrid y Valencia

Foros de debate y actualidad

Páginas recomendadas