Denuncia por ejercicio ilegal de un Cirujano Plástico en Marbella
Anestesia en Rinoplastia: paciente seguro y cirugía exitosa

Los productos de herboristería pueden crear problemas muy poco naturales en Cirugía Estética

En los últimos tiempo estamos asistiendo a un creciente uso de plantas plantas medicinales para el tratamiento y/o prevención de múltiples dolencias sin supervisión médica alguna.

Hemos de tener en cuenta unos aspectos básicos sobre estas sustancias naturales, que muchas personas desconocen:

  • muchos de los fármacos convencionales se obtienen mediante modificaciones químicas de productos herbales (aspirina, penicilina, morfina, digoxina, etc)
  • que la manipulación-producción de las sustancias de herboristería puede estar expuesta a contaminación (bacteriana, metales, tóxicos) y errores en la dosisficación
  • que están demostradas ciertas interacciones entre los productos de herboristería y los fármacos utilizados por la medicina tradicional, entre ellos los usados durante la anestesia
  • que gran parte de los productos de herboristería producen efectos sobre el sistema cardiocirculatorio, de la coagulación, renal, nervioso, etc

Podemos deducir lo importante que es informar con precisión y antelación suficientes al equipo médico que le va a intervenir, sobre todas las sustancias que consume habitualmente. Si quiere conocer los productos que interaccionan con más frecuencia e importancia, no dude en seguir leyendo.

Algunos productos de herboristería pueden alterar la coagulación, bajar o subir la presión arterial, alterar el ritmo cardiaco, producir efectos sedantes, modificar los niveles de glucosa en sangre, aumentar y /o modificar la diuresis (producción de orina), y muchos otros efectos, por citar algunos ejemplos. Todos estos parámetros tienen importantes implicaciones en el periodo perioperatorio, durante la intervención y con posterioridad a ella, tanto para la anestesia como para la cirugía.

Actualmente existen en el mercado más de 20.000 productos de herboristería; es imposible revisar en esta entrada de blog todos ellos, pero si algunos por su uso más frecuente, por tener interacciones con medicamentos convencionales e implicaciones peligrosas en el paciente que se va a operar:

AJO (Allium sativum): comunmente usado en la cocina; también se utiliza terapeuticamente en dosis más altas por sus efectos antitusígenos, antihipertensivo, antilipídico, antibiótico y diurético. Solo cuando se usa a altas dosis con fines terapeuticos (no cuando se usa con fines culinarios en la cocina), debe suspenderse 7 días antes de la intervención para disminuir el riesgo de sangrado debido a sus efectos antitrombóticos y antiplaquetarios.

ACEITE DE ONAGRA  (Oenothera biennis): frecuentemente utilizado para mitigar los síntomas premenstruales, así como para tratar afecciones de la piel, el cabello o las uñas. No está exento de efectos secundarios como náuseas, diarreas y convulsiones. Debe suspenderse dos semanas antes de toda intervención con anestesia general para disminuir el riesgo de convulsiones.

ARNICA (Arnica montana): la ingestión de este producto puede provocar alteraciones en la presión arterial y toxicidad cardiaca, debe suspenderse dos semanas antes de la cirugía; su uso tópico nunca debe realizarse sobre piel dañada o en el postoperatorio inmediato en la zona de la cirugía.

DONG QUAI (Angelica sinensis): puede provocar fotosensibilización, altera la coagulación aumentando el riesgo de sangrado en el paciente quirúrgico; debe de suspenderse dos semanas antes de la cirugía.

EQUINACEA (Echinacea purpurae): aunque se utiliza para aumentar las defensas, su uso prolongado puede disminuirlas; interacciona con muchos fármacos potenciando la toxicidad hepática de algunos como la amiodarona o el halotano que pueden ser usados en anestesia y reanimación. Debe de suspenderse dos semanas antes de la cirugía.

EFEDRA (Ephedra sinica): es un potente estimulante que se puede provocar hipertensión, arritmias, infarto cardiaco, accidente cerebral vascular, etc. Motivos estos por los que fue retirada por la FAD del mercado estadounidense. Interacciona con muchos de los fármacos anestésicos pudiendo provocar graves complicaciones intraoperatorias. Debe suspenderse como mínimo dos semanas antes de la cirugía.

GINKGO (Ginkgo biloba): puede alterar la coagulación (aunque no hay estudios amplios que lo demuestren), disminuye el efecto de algunos anticonvulsivantes, produce sedación prolongada por potenciar algunos anestésicos, motivo por el que debe suspenderse 36 horas antes de la cirugía.

GINSENG (Panax ginseng): puede aumentar el sangrado postoperatorio, interacciona con algunos fármacos como la digital o los inhibidores de la monoaminoxidasa (antidepresivos). Debe suspenderse dos semanas antes.

HIPERICO (Hypericum perforatum): aunque se utiliza para tratar estados depresivos, puede interactuar con fármacos que se utilizan habitualmente para tratar la depresión; también altera el metabolismo de algunos fármacos utilizados durante la anestesia. Debe suspenderse dos semanas antes.

JENGIBRE (Zingiber officinale): por sus efectos sobre la coagulación se aconseja suspender el tratamiento como mínimo una semana antes de la intervención.

VALERIANA (Valeriana officinalis): por sus efectos sedantes podría potenciar el efecto de algunos anestésicos si se toma a dosis altas. En dosis bajas y siempre bajo supervisión médica podría seguir utilizándose hasta el día antes de la cirugía.

Debido a la inexistencia de estudios amplios que confirmen o desmientan los efectos secundarios de todas las plantas medicinales, y a la falta de consenso acerca de las posibles interacciones de todos estos productos con los anestésicos y medicinas utilizadas durante la intervención y los efectos que pudieran producir sobre la propia cirugía; la Sociedad Americana de Anestesiología aconseja que todas las plantas medicinales se suspendan 2 o 3 semanas antes de la cirugía.

Es importante tener en cuenta que no todo lo natural es bueno y seguro.

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Mary

Gracias Mar muy amable.Un saludo

Mar Salmones

Hola Mary,

Los productos de herboristería no son todos malos, pero no por ello están libres de efectos indeseables. Su médico debe estar informado de cualquier hierba que usted consuma, porque algunas de ellas interaccionan con otros medicamentos o producen efectos indeseables como puede ser un aumento de sangrado perioperatorio.

En cuanto a la tila, puede consumirla con tranquilidad los días previos a su intervención; le ayudará a calmar los nervios y no se han descrito interacciones en el contexto de una operación.

En cualquier operación programada es necesario guardar ayuno de sólidos y de líquidos durante al menos ocho horas preoperatorias.

Puede continuar tomando Kefir sin problema; pero le diré que aunque tiene un alto valor nutricional, no se han demostrado ninguno de sus supuestos efectos curativos.

Espero haberle sido de ayuda.

Un saludo.

Mary

Otra cosa que se me a olvidado yo tomo un hongo de yogur se llama kefi,es natural,¿también es malo tomar ese hongo? Dicen que sirve para muchas cosas,me lo regaló una amiga porque dicen que tiene que ser regalado porque también por lo visto trae suerte,o eso me dijo...aunque yo suerte la verdad es que tengo poca.Gracias de nuevo

Mary

Que curioso,pués yo creia que las hierbas no eran malas tomarlas...¿y si me tomo tila? para calmar los nervios días antes de operarme ¿también es malo? porque el día de la operación me imagino que no podré beber ni agua.Gracias.

Mar Salmones

En respuesta a Plantas Curativas,

Le agradezco su llamada a la prudencia. Persiste en el pensamiento mágico de nuestro entorno, la creencia de que cualquiera sin conocimientos y con alguna planta puede curar enfermedades que la medicina tradicional, tras años de estudios, no ha logrado más que aliviar…tristemente esto es tan falso como peligroso.

Como médico que ejerce a diario la medicina tradicional, considero a las plantas medicinales un arma muy importante de la medicina, un arma del que se nutre para elaborar fármacos curativos y paliativos. Pero no hay que olvidar, que a diferencia de los fármacos de la medicina tradicional, la mayoría de los productos “naturales” no han sido estudiados en profundidad, de modo que se desconocen algunos de sus efectos secundarios e interacciones.

Imaginemos lo difícil que sería para un enfermo del corazón obtener directamente de la planta digitalis purpúrea la dosis de digital que necesita diariamente; si la medicina tradicional no hubiese extraído el principio activo y lo hubiese concentrado en dosis ajustadas en cómodos comprimidos.

Un saludo.

Plantas Curativas

Creo que todo en exceso es malo, si bien la naturaleza nos proporciona medicinas naturales como lo son las plantas, hay que recordar que confiar en el criterio de alguien que no ha estudiado medicina es arriesgarse a agragvar más el mal que uno tiene. Ambas formas de curar a las personas deben complementarse.

Mar  Salmones

Una de las complicaciones postoperatorias más temidas en cualquier cirugía es el sangrado postoperatorio http://search.medscape.com/all-search?queryText=postoperative%20bleeding. Los nuevos avances en tecnología quirúrgica http://www.xornal.com/article.php3?sid=20080305131403 han logrado disminuir esta complicación notablemente. Sin embargo, existen dos factores predisponentes al sangrado postoperatorio que es muy importante conozca su cirujano con antelación:
1. La existencia de enfermedades preexistentes que predisponen al sangrado (coagulopatías, hipertensión arterial, enfermedad hepática, etc.)http://es.wikipedia.org/wiki/Coagulaci%C3%B3n.
2. La toma de ciertos fármacos (warfarina, aspirina, otros antinflamatorios, etc.)o algunos productos de herboristería que como efecto secundario alteran la coagulación.

Alejandro Nogueira

Es probable que el auge de la medicación natural tenga su origen en el cada vez mayor grado de exigencia de los pacientes a la industria farmacéutica. Queremos una "pastilla" para cada problema, y no aceptamos que no exista un tratamiento eficaz para muchas alteraciones. Por otra parte hay casos bien conocidos de productos que tuvieron que ser retirados por ocasionar más perjuicios que beneficios, creando desconfianza en todo lo químico.
Pero sobre todo no hay que olvidar la sensación de "no estar haciendo nada malo" por automedicarse con productos "naturales". Hay una equivocada creencia de que son sustancias sin riesgos y sin efectos secundarios, lo que lleva a los pacientes a probar diversas opciones sin miedo a sus consecuencias.
Finalmente destacar el efecto placebo, la sensación de mejora, subjetiva e incluso real, que ocasiona la fe en estar consumiendo un remedio altamente eficaz, aunque en la práctica no sea así.
En cualquier caso el paciente debe informar a su Cirujano de cualquier medicación, de farmacia o natural, que pueda estar recibiendo. Las consecuencias pueden ser, como se indica en el artículo, muy negativas en caso de no suspender el tratamiento.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)