Una epidemia en Cirugía Estética (II): Alogenosis Iatrogénica o el abuso de materiales de relleno
Comunicado sobre la retirada de los implantes mamarios PIP (Poly Implant Prothese)

Mamas Tuberosas, Mamas Tubulares: Preguntas y Respuestas sobre Tuberosidad

Entre un 30 al 40% de las pacientes que solicitan una mamoplastia en la consulta del cirujano plástico tienen algún grado de tuberosidad, de mayor o menor repercusión en la técnica a aplicar. Lógicamente la incidencia entre la población general es mucho menor.

Cada vez más las pacientes son conscientes de su problema, de hecho prácticamente un tercio de ellas acuden con un autodiagnóstico bastante preciso de su anomalía, algunas incluso con el grado que padecen (gracias a Internet). Otro tercio nunca han oído hablar de este tipo de pechos, sin embargo son conscientes de que sus mamas no son como las de las demás mujeres, saben que algo no es normal en su forma. El resto simplemente quieren aumentarlas sin más.

Como sucede en tantos aspectos de la Cirugía Estética, hoy en día se peca por exceso de mala información más que por falta de ella, lo cual abunda en mitos y leyendas sobre los diferentes temas particulares, como sucede con las mamas tuberosas.

A continuación vamos a responder a las preguntas más frecuentes sobre este tema:

 

¿Qué es una mama tuberosa?

Es un tipo de pecho cuya forma, repito forma, es atípica y no la que corresponde con una mama normalmente desarrollada. La función de las mamas tuberosas es igual que en el resto de chicas. Las pacientes suelen referirse a las mamas tuberosas como "pechos picudos", "con forma de X fruta", "areolas enormes", "cucurucho", etc. En general la paciente no está contenta con la forma del pecho, no lo acepta, sea o no del tamaño adecuado.

 

¿Es una enfermedad grave?

No es una enfermedad, ni grave ni leve, la mama tuberosa es una malformación congénita, no hereditaria necesariamente pero si con cierta tendencia al agrupamiento familiar. Es una anomalía de nacimiento como son por ejemplo el labio leporino, el paladar hendido, la sindactilia, etc. En una misma familia puede haber una sola mujer con mamas tuberosas, o bien padecerlo varias. A pesar de ser una malformación de nacimiento, debido a sus particularidades y a que afecta a un órgano que no se desarrolla hasta la pubertad, no se puede saber si una niña lo va a padecer hasta que no inicia su vida reproductiva. Se trataría por lo tanto de una malformación que se manifiesta como una anomalía del desarrollo. Funcionalmente la mama tuberosa tiene perfecta capacidad para amamantar hijos, y no tiene mayor incidencia de enfermedades del pecho o tumores.

 

¿Qué nombres tiene?

Se denomina de varias maneras que hacen referencia tanto a su peculiar forma como a la causa del problema: mama tuberosa (por parecer un tubérculo), mama tubular (por la tendencia a crecer como un cilindro), mama constreñida o constricta (por su causa anatómica), etc.

 

¿Por qué se produce?

Las mamas tuberosas tienen la causa en su base, exactamente en su raíz de crecimiento donde se unen al músculo pectoral, ahí existe un anillo fibroso, una especie de tendón que impide su extensión por todo el tórax ocupando lo que sería su espacio natural teórico. Este anillo delimita su crecimiento circularmente a una pequeña área torácica en cada hemitórax. Al iniciar su desarrollo la mama se encuentra estrangulada por este anillo, por lo que sólo puede crecer por dentro del mismo, adquiriendo su peculiar forma. Fuera de este anillo no hay prácticamente mama, tal y como sería un tórax masculino.

 

¿Cuáles son los síntomas o signos?

Síntomas no tiene, en sentido estricto y al no ser una enfermedad mamaria, no produce síntomas a la paciente. Si hablamos de signos, rasgos o componentes de la tuberosidad, se trata de aquellas manifestaciones que se pueden dar, total o parcialmente, más o menos intensamente, en una mujer con mamas tuberosas. A grandes rasgos son estos los aspectos principales:

  • Forma de cónica o tubular: Esto es mayor cuanto más crece el pecho, lo cual resulta lógico si nos imaginamos la comparación con una manga de pastelero dejando salir la crema, si crece poco el pecho sólo tiene forma de botón o pequeño abultamiento, pero si progresa adquiere la única forma que le permite el anillo por donde lo hace, transformándose en una mama más deforme y compleja cuanto más pueda aumentar. Su estructura interna es en vetas de tejido en espiral o en aros concéntricos, lo que hace permanente su peculiar anatomía exterior.
  • Areolas grandes: Las areolas se hipertrofian, pueden ser gigantes, de hasta 10 cm de diámetro, incluso en mujeres muy jóvenes que no han tenido hijos. La explicación es igual de lógica que la anterior, como sólo es posible el crecimiento por dentro del anillo de la base, y este anillo se sitúa detrás de las areolas, toda la expansión de piel que necesita la gándula al crecer se produce en la areola, que se ve forzada a aumentar de forma inusual.
  • Hernia areolar: Esto se relaciona con lo anterior, consiste en que el tejido mamario literalmente parece que se sale por la areola. La piel areolar fina y muy ensanchada es un punto de debilidad por el que el tejido produce herniación y a veces un doble surco mamario. Estos casos son los más complejos de resolver. En ocasiones se puede llegar a ver una doble hernia por existir un doble anillo, uno más profundo y el otro más cercano a la piel.
  • Elevación del surco submamario: La limitación al desarrollo es circunferencial, lo cuál afecta a todas las partes de la mama, si bien esto es más conflictivo en el surco o pliegue inferior del pecho, donde se une al tórax. El surco submamario es el parámetro más importante junto con la posición del pezón, tanto para la mujer como para la técnica del cirujano, dentro de la anatomía normal o patológica mamaria. La mama tuberosa se caracteriza por un surco submamario anormalmente elevado, lógicamente esa parte inferior del pecho está vacía, es más, ni siquiera existe y se ve reemplazada por piel abdominal. El abdomen le come terreno al pecho ocasionando el efecto óptico de tórax corto y abdomen muy largo. La paciente se siente muy incómoda con esta manifestación, pues ningún sujetador ni la ropa de baño se adapta correctamente por debajo del pecho, dejando unos centímetros de separación entre el aro o la copa del sujetador y el surco submamario. Como es lógico el fabricante de lencería estima una posición anatómica normal del surco submamario, lo cual se altera en la tuberosidad. Este es uno de los aspectos de mayor implicación en el tratamiento de la anomalía.
  • Separación de las mamas: La misma restricción que origina la elevación del surco submamario ocasiona ausencia de relleno en el escote, separando las mamas en extremo.
  • Polo superior vacío: Comparte causas con los puntos anteriores, la paciente no ese siente satisfecha con el aspecto superior.
  • Pseudoptosis: Ptosis es un término procedente del griego que significa caída, y pseudo indica falsa o aparente, por lo que pseudoptosis es la apariencia de pecho caído que realmente no lo está. Un pecho está caído cuando el pezón está más bajo que el surco submamario, esto es así como regla general pues al caer la mama el pezón desciende por debajo del nivel del pliegue inferior del pecho. De forma extraordinaria puede suceder lo contrario, sin que el pecho caiga realmente, con un pezón perfectamente posicionado, la mama puede tener criterios de mama caída porque el surco submamario esté muy elevado y más alto que el pezón o al menos a la misma altura. Sería el mismo fenómeno que con la caída del pecho pero invertido conceptualmente, no es el pezón que baja, es al surco submamario el que se eleva (no dinámicamente, hablamos de una posición anormal).
  • Hipoplasia: Los pechos tuberosos suelen ser de tamaño pequeño o incluso sin desarrollar o hipoplásicos. Debido a esto muchas mujeres no detectan nada extraño en la forma de sus mamas, o atribuyen la peculiar anatomía a que no han crecido lo suficiente. En cierto modo es preferible que una mama tuberosa no crezca mucho, cuanto más desarrollo experimenta más se deforma. La inmensa mayoría de las mamas tuberosas acudan a consulta solicitando además un aumento mamario.
  • Asimetría: Es muy frecuente que coexista una asimetría mamaria compleja y muy notable entre ambas mamas tuberosas. Esto puede ser una diferencia de tamaño, diferencia de posición o nacimiento, diferente grado de tuberosidad, areolas dispares, surco submamario a diferente altura, etc.
  • Resistencia: Sería de lo poco positivo para una mujer con mamas tuberosas. Los fuertes anclajes al pectoral, la habitualmente dura piel mamaria y la reforzada estructura glandular hacen que raramente la mama tuberosa sufra ptosis o caída mamaria con los embarazos, cambios de peso o el envejecimiento. Esto no significa que no se pueda producir, todo tiene un límite, pero si es frecuente detectar mujeres que tras 3-4 embarazos tienen prácticamente la misma posición mamaria.
  • Ginecomastia: Cuando se produce la mama tuberosa en un varón ésta es el sustrato que se esconde tras la ginecomastia vera, o verdadero desarrollo glandular en el tórax del hombre, con muchos signos en común con el cuadro que sufren las mujeres.

Además hay otros aspectos secundarios o asociados que con cierta frecuencia forman parte de los hallazgos clínicos en mujeres de mamas tuberosas.

  • Rasgos faciales: Con suficiente experiencia clínica atendiendo pacientes con mamas tuberosas se puede identificar el problema con una serie de particularidades anatómicas en el resto del cuerpo que con frecuencia se asocian. Una de ellas es un tipo de cara compuesta por ojos rasgados (ángulo externo ligeramente más elevado que el interno), pestañas prominentes, cejas separadas, piel uniforme, escaso vello, facciones grandes, etc. En general suelen ser mujeres de gran belleza canónica.
  • Anomalías digitales: Igualmente es común encontrar pequeñas anomalías de la forma de los dedos de la mano o de los pies. En la mano puede haber un dedo meñique inclinado o más corto, desproporción entre pulgar y dedos largos, uñas cortas con falanges distales desproporcionadamente pequeñas, rotaciones, etc. En los dedos de los pies aparecen sindactilias (fusiones), anomalías de tamaño, pies cavos o planos, etc.
  • Lipodistrofia: Una de las acepciones de lipodistrofia (literalmente grasa anormal) es un tipo de acúmulo graso que no está destinado a acumular calorías y que está presente desde la adolescencia, pues se trata de parte de la anatomía, es decir da forma al cuerpo. Las mujeres con mamas tuberosas frecuentemente presentan un rodete graso a nivel de la cintura lumbar y en otra placa en el abdomen inferior, sin que por ello padezcan necesariamente sobrepeso.
  • Piel uniforme: La piel de todo el cuerpo es muy similar, hay escasas diferencias entre cara, cuello, tronco abdomen y piernas.
  • Otras anomalías: Es muy frecuente que la mama tuberosa vaya acompañada de otras pequeñas anomalías anatómicas en órganos internos, sin que por ello tengan necesariamente que dar síntomas o convertirse en un problema. Los órganos más afectados son el esqueleto y aparato locomotor, el riñon y el corazón. Algunos ejemplos pueden ser soplos cardiacos funcionales benignos, anomalías en la forma renal y vías urogenitales, etc. A nivel metabólico, y probablemente por causas hepáticas, puede existir una aceleración o un retardo en los procesos de eliminación farmacológicos.

De todo lo anteriormente descrito hay que incidir que no siempre están presentes en su totalidad ni con igual intensidad, hay muchísimo polimorfismo en la mama tuberosa por lo que cada mujer tendrá su propia peculiaridad.

 

¿Cuál es la clasificación de la tuberosidad?

Existe una clasificación tradicional y muy limitada, por Grolleau y cols., que habla de tres grados:

  • Grado I: La falta de desarrollo se limita al cuadrante infero-interno. La areola se encuentra desviada hacia abajo y adentro, siendo el volumen de la mama normal o hipertrófico. 
  • Grado II: Los dos cuadrantes inferiores son deficientes en su desarrollo. En estos casos la areola esta desviada mirando hacia abajo. 
  • Grado III: Todos los cuadrantes están afectados y son deficientes, la base mamaria se encuentra retraída y la mama tiene un aspecto de tubérculo o caprino.

Dado el polimorfismo de las mamas tuberosas y los diferentes aspectos clínicos, en base a mi experiencia personal propongo una nueva clasificación de la mama tuberosa, teniendo en cuenta los diferentes signos de forma más detallada y organizada, aportando un enfoque clínico-pronóstico-terapéutico con perspectivas médico-legales:

  • Conicidad (C): La mayor o menor constricción del cono mamario. 

C0: ninguna, sin constricción, puede tener la textura tuberosa.
C1: leve, un cuadrante constreñido.  
C2: moderada, dos cuadrantes constreñidos. 
C3: severa, tres cuadrantes constreñidos. 
C4: extrema, cuatro cuadrantes constreñidos.  

  • Areolas (A): Hipertrofia que sufre la piel areolar para las proporciones anatómicas de la paciente.

A0: ninguna, areola normal o hipoplásica.
A1: leve, areola hipertrofiada 1 cm.
A2: moderada, areola hipertrofiada 2 cm. 
A3: severa, areola hipertrofiada 3 cm.
A4: extrema, areola hipertrofiada 4 cm.

  • Hernia (H): El grado de hernia areolar.

H0: ninguna, sin hernia o sólo si se provoca manualmente. 
H1: leve, hernia reductible con la contracción areolar.
H2: moderada, hernia reductible con la ropa interior. 
H3: severa, hernia reductible manualmente.
H1: extrema, hernia irreductible.

  • Surco submamario (S):  Desplazamiento respecto al ideal anatómico.

S0: in situ, sin desplazamiento, puede requerir descenso si hay implante.
S1: leve, desplazamiento menor de 2 cm. 
S2: moderado, desplazamiento de 2 a 4 cm.
S3: severo, desplazamiento de 4 a 6 cm.
S4: extremo, desplazamiento mayor de 6 cm.

  • Piel (P):  Dureza de la piel del polo inferior.

P0: ninguna, flácida.
P1: leve, normal.
P2: moderada, dura. 
P3: severa, muy dura. 
P4: extrema, coraza.

  • Problemas asociados (As): Anomalías mamarias que requieren corrección a la vez que la tuberosidad (ptosis, asimetría, hipertrofia, etc) y que no sea hipoplasia. 

As0: ninguno, no aumenta la complejidad. 
As1: 1, leve aumento de la complejidad.
As2: 2, moderado aumento de la complejidad.
As3: 3, severo aumento de la complejidad. 
As4: 4 o más, extremo aumento de la complejidad.

En base a los parámetros clínicos anteriormente clasificados definimos la gradación y la severidad pronóstica de la tuberosidad, combinándolos en los diferentes grados de mama tuberosa: 

  • Mama tuberosa grado 0 (rasgo): C0 + A0/1 + H0/1 + S0 + P0/1
  • Mama tuberosa grado I (leve):  cualquier combinación con C1 ó A2 ó H2 ó S1
  • Mama tuberosa grado II (moderada): cualquier combinación con C2 ó A3 ó H3 ó S2 ó P2
  • Mama tuberosa grado III (severa): cualquier combinación con C3 ó A4 ó H4 ó S3 ó P3
  • Mama tuberosa grado IV (extrema): cualquier combinación C4 ó S4 ó P4
  • Mama tuberosa complicada: cualquier grado con As1/2/3/4

De esta clasificación se concluye un criterio genérico de pronóstico de tratamiento en cuanto a complicaciones o reintervenciones: 

  • Riesgo bajo: grado 0 
  • Riesgo medio: grados I y II
  • Riesgo alto: grado III ó grados 0/I/II-complicados
  • Riesgo muy alto: grado IV ó grado III-complicado
  • Riesgo extremo: grado IV-complicado

 

¿Cuál es el tratamiento?

Como no estamos ante una enfermedad ni presente ni un riesgo futuro, la decisión de someterse a cirugía reparadora de la tuberosidad queda a criterio íntegramente de la propia paciente. Ante la sensación de insatisfacción por la forma, frecuentemente agravada por el escaso tamaño, la paciente decide someterse voluntariamente a intervención, una vez se considere completamente informada y entienda que ha encontrado el profesional adecuado.

En la época previa al advenimiento de los implantes mamarios la situación de su tratamiento era totalmente diferente. Había una serie de técnicas, complejas, de resultado incierto y en general no muy gratificantes. Esto cambió al combinarse la mamoplastia de aumento con el tratamiento simultáneo de la tuberosidad. Los implantes aportan la solución a algunos de los signos de tuberosidad, como es la ausencia de polo inferior.

Hoy en día prácticamente el 100% de las mamas tuberosas que se operan lo hacen además para aumentarse el pecho, por lo tanto hablaremos de lo que se hace sobre el propio tejido, pues no es objeto de este artículo hablar exhaustivamente sobre el aumento mamario. Si vamos a entrar en la interacción de la mama tuberosa con el implante, veamos en qué se afectan mutuamente:

  • Nunca un aumento aislado: Un aumento de mamas bien realizado pero en una mama tuberosa no tratada da un resultado nefasto, ocasiona un doble surco, se ven literalmente dos pechos en cada lado. La mama tuberosa es muy rebelde y no se adapta al implante si no ha recibido su correspondiente y específico tratamiento. Un pecho normal se adapta a la prótesis en un plazo de 4 a 8 semanas como media, esto nunca llega a suceder si la estructura glandular es tubular. Para evitarlo se aplican técnicas que tallan la glándula de alguna manera que facilita su adaptación. Por mucho que se empeñen algunos cirujanos, por poner un implante la tuberosidad no desaparece.
  • Hay que bajar el surco submamario: Como concepto el punto de máxima proyección de un implante debe coincidir lo más aproximadamente posible con el nivel del pezón. Al hacer esto en un pecho normal siempre hay que bajar de 0 a 2 cm la posición del surco submamario, ya que cuando una mama crece lo hace en todos los sentidos, también inferiormente, y de no hacerlo así se verían los implantes demasiado altos. Este concepto general se hace más importante y más extremo en un contexto de tuberosidad, al existir una anómala elevación submamaria y ausencia del polo inferior mamario. El descenso necesario va de los 3 a los 6 cm, lo cual es mucho en cirugía mamaria. En otras palabras, si se respeta el surco submamario tuberoso los implantes quedarían muy altos, prácticamente en las clavículas, por lo que los pezones mirarían hacia abajo y el polo inferior se vería relativamente aún más vacío. El problema viene dado por la piel que ganamos al abdomen, en el descenso del pliegue mamario estamos situando en gran medida el implante bajo piel gruesa abdominal, piel además poco expandida, y no la piel habitualmente fina mamaria. Por este fenómeno de discrepancia de textura puede producirse una lenta e inexorable elevación postoperatoria del implante, a pesar de que se haya colocado correctamente, por la memoria de la piel, o bien que no se expanda lo suficiente la piel abdominal creando una doble textura inferior.
  • Implantes anchos: Hay que ocupar el espacio que no cubre la glándula mamaria, en el polo superior, en el escote e inferiormente, por lo tanto lo más habitual es usar implantes de predominio basal, es decir base ancha y no muy proyectados.
  • Implantes generosos: A pesar de que los pechos tuberosos suelen ser pequeños, la paciente tiene la sensación de que posee más volumen del que realmente hay. Eso es porque el poco o mucho tejido glandular se concentra en un área muy pequeña, delimitada por el anillo tuberoso, haciendo más protuberancia hacia delante. Cuando se talla la tuberosidad el pecho casi se queda en nada, pues se expande y ocupa todo el tórax, apreciándose en toda su magnitud la hipoplasia que se escondía tras la anomalía. Por esto es frecuente que el cirujano minusvalore la deficiencia real de volumen de la paciente eligiendo implantes de poco tamaño nominal y en dimensiones.
  • Da igual la composición del relleno: Aunque hoy en día lo recomendado es el gel cohesivo de silicona, como mejor relleno de implantes para todos los casos, hay otras alternativas que, siendo decepcionantes para el aumento mamario, no cambian el pronóstico del tratamiento de la tuberosidad.
  • Da igual el perfil: Tanto el perfil anatómico como el esférico, de proyección alta o baja, dan buenos resultados si se seleccionan bien, el éxito del tratamiento de la tuberosidad radica en la excelencia en el manejo y tallado glandulares, no tanto en el tipo de implante.
  • Da igual el plano de colocación: Dentro de las opciones válidas, que son subfascial, subglandular y submuscular parcial, no va a cambiar nada el éxito del resultado por lo mismo indicado anteriormente.
  • Importa, y mucho, la vía de introducción: La única vía por la que se puede realizar el tallado glandular y un completo tratamiento de la mama tuberosa es por vía areolar, que además es la que en general más se recomienda en mamoplastia de aumento. El problema viene cuando nos encontramos con tuberosidad y areolas pequeñas o hipoplásicas. Esta combinación es absolutamente excepcional, pues una de las características del desarrollo tubular es la areola excesivamente grande. De suceder habría que recurrir a un acceso extraareolar, pues ni por vía submamaria ni por vía axilar sería posible la cirugía glandular.
  • Importa, y mucho, la cubierta del implante: Las texturas adecuadas son la ultratexturizada y sobre todo la ideal es la cubierta de espuma de poliuretano. Las razones las tenemos a continuación.
  • Tendencia a la migración: Debido a la doble textura mamaria/abdominal o fina/gruesa que soporta el implante en el polo inferior, la prótesis puede migrar en sentido superior y lateral, dirección axilar, muy poco a poco, semana a semana, a pesar de todas las medidas o masajes que se realicen. Los implantes con mayor adherencia en su cubierta son los más convenientes en estos casos, siendo el que mayor establidad y resistencia al desplazamiento tiene el implante cubierto de poliuretano, que en la tuberosidad tiene una de sus indicaciones principales por esta razón y la que a continuación se explica.
  • Mayor riesgo de encapsulamiento: Ya hemos hablado de la contractura capsular haciendo referencia al riesgo acrecentado de que suceda en casos de mamas tuberosas. Se debe a la mayor presión mecánica que ejerce la piel sobre la cápsula durante su proceso de formación, de ahí la recomendación de usar implantes anti-encapsulamiento en todos los casos de tuberosidad.

Entrando en lo que sería el tratamiento propiamente dicho de la tuberosidad, aparte del efecto siempre beneficioso de un implante bien seleccionado, vamos a explicar el tratamiento de la mama tubular basándonos en sus aspectos clínicos principales:

  • Tratamiento de la forma: Hay diferentes técnicas con buenos resultados y que tienen como objetivo común la eliminación del anillo fibroso basal, desinsertar la mama, tallar el tejido para eliminar la conicidad, generalmente se secciona la glándula como si de una tarta o paraguas se tratase, a veces se realizan colgajos glandulares, etc. Esta parcela, bien realizada, no falla y no requiere de repetición.
  • Areolas grandes: Se procede a reducir las areolas extirpando un aro o donut de piel intraareolar. Es muy importante este detalle, hablamos de eliminar piel de la areola, de su interior, y no externamente a ella. La extirpación extraareolar raramente es conveniente o necesaria, puede que en algunos casos de doble surco inferior por la doble textura de la piel en esa zona. Puede resultar necesario repetir la resección de piel intra o extraareolar en tiempos quirúrgicos sucesivos. Hay un límite máximo de piel que es eliminable periareolarmente sin entrar en la habituales deformidades con cicatrices dehiscentes, hipertróficas o fruncimiento en rayos de sol.
  • Hernia areolar: Su tratamiento, además de reduciendo la prominencia glandular mediante el tallado interno, se logra también reduciendo las areolas, lo cual crea un efecto de allanamiento del contorno. Por este mismo principio las pacientes tuberosas notan una significativa mejoría estética cuando se contrae el músculo areolar.
  • Elevación del surco submamario: Bajarlo es un gesto técnicamente sencillo y sin limitaciones, a pesar de lo cual y como hemos indicado anteriormente es parte importantísima del tratamiento, pudiendo necesitar una nueva intervención por volver el surco submamario parcial o totalmente a su posición original.
  • Separación de las mamas: La misma restricción que origina la elevación del surco submamario ocasiona ausencia de relleno en el escote, separando las mamas en extremo.
  • Polo superior vacío: Comparte causas con los puntos anteriores, la paciente no se siente satisfecha con el relleno superior.
  • Pseudoptosis: Como hemos indicado su tratamiento consiste en posicionar correctamente el surco submamario.
  • Ptosis mamaria real: De existir ptosis o caída mamaria real asociada a la tuberosidad, poco frecuente aunque posible, se puede aplicar una elevación mamaria o mastopexia junto con el resto del tratamiento. Sin embargo las mastopexias en la tuberosidad son más problemáticas, lo cual no quiere decir que no se puedan o deban hacer, por lo siguiente: las areolas pueden ser tan grandes que interseccionen las líneas de incisión de la mastopexia, por lo que podrían quedar pequeños restos de areola que en el futuro se podrían eliminar de manera sencilla; la curación es más lenta por la mayor tensión ocasionada por unos tejidos rebeldes a moldearse; por lo anterior no se pueden usar implantes a veces suficientemente grandes, se podría poner otro modelo en un futuro; la técnica que admite casi en exclusividad es de patrón vertical o tipo Arie-Lejour, el patrón de Wise o T invertida daria graves problemas precisamente por la falta de piel en el polo inferior, no tiene sentido la cicatriz horizontal cuando precisamente falta piel en sentido vertical.
  • Hipoplasia: El uso de implantes está indicado para compensarla.
  • Asimetría: Su tratamiento puede ser paliativo, se puede mejorar pero nunca eliminar del todo. Para tal fin se puede jugar con los implantes, las técnicas cutáneas y los tallados glandulares.

 

¿Por qué hay que operar más de una vez las mamas tuberosas?

Estamos ante una compleja malformación congénita que altera la normal anatomía exterior y también interna de los tejidos, predisponiéndolos a sufrir complicaciones o fenómenos indeseados, sobre todo si hay que asociar otros tratamientos. Estas son algunas de las razones para reintervenir unas mamas tuberosas:

  • Encapsulamiento de implantes
  • Desplazamiento de implantes
  • Implantes de volumen insuficiente
  • Doble textura de polo inferior
  • Cicatrices de mala calidad estética
  • Adherencias o retracciones de las cicatrices
  • Mejora de la técnica complementaria (mastopexia, asimetrías, etc)

 

¿Compensa someterse a la intervención?

Sin duda alguna compensa, es la intervención mamaria estética más gratificante para las pacientes y que éstas más agradecen a su médico. Sin embargo las mujeres con tuberosidad deben estar perfectamente informadas de su problema, de las dificultades que entraña para su cirujano y las posibilidades de necesitar una reintervención. Prácticamente todas finalizan su proceso exitosamente, bien sea en 1, a veces 2 y raramente más tiempos quirúrgicos.

 

CONTINUACIÓN Y VÍDEO:

Mamas tuberosas, Mamas tubulares: tratamiento con implantes anatómicos cubiertos de poliuretano, en plano de colocación subfascial y mediante la ténica de plastia glandular con 4 colgajos del Dr. Nogueira (vídeo)

 

 

NOTA del AUTOR: se autoriza a la reproducción parcial o total de este artículo y al uso médico y legal de su clasificación personal de la contractura capsular, con la ineludible obligación de citar la fuente y al propio autor; de no cumplirse esta condición se estaría infringiendo la propiedad intelectual y el código deontológico médico y científico, de lo que se deducirían las acciones legales correspondientes.

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

jimena

Doctor, me encuentro en Colombia. Tengo mamas tuberosas en el grado más alto. Me hicieron una cirugía de aumento sin corregir la tuberosidad. Conoce a algún cirujano que practique su técnica acá en Colombia? Cuál sería el costo si decidiera hacerme la cirugía en España con usted, aunque ahora no cuento con los medios económicos, si le soy sincera, pero lo que menos quiero es pasar por los efectos sicológicos y físicos de otra cirugía fallida. Le agradecería cualquier recomendación de cirujanos acá en Colombia y la información de sus precios. Gracias.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Marta,

En efecto tras los embarazos algunas mamas tuberosas mejoran de aspecto, pero nunca llegan a dejar de ser tuberosas. El embarazo las "revienta por dentro", algo que en una mama normal estropea la forma pero que en las tuberosas alivia su conicidad, las redondea un poco, pero no corrige la areola, el surco submamario, la tubulización ni las demás anomalías.

El embarazo puede, como le digo, quitar un poco de conicidad, a costa de dejarlas flácidas y estriadas en la piel, no es solución, si padece un complejo que le afecta en su vida habitual no dude en buscar un cirujano experto en estos temas, no se arrepentirá.

Un saludo

Marta

Buenos días,

me gustaría preguntarle si después de dar a luz las mamas tuberosas pueden mejorar de aspecto.
Sufro esta anomalía y siempre me he dicho que me operaría si después de dar a luz siguiera igual... supongo que siempre hay esperanza... y que me da mucho respeto entrar en quirófano. La verdad es que tengo un complejo muy grande y hace muy poco que me he enterado que es un "tipo" de mama concreto...

Muchas gracias,

Marta

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Liliana,

Quizás es un poco pronto para que se opere su hija. Yo recomiendo esperar a los 18 años, la mayoría de edad legal en España, para cualquier cirugía electiva, por mucho complejo que pudiera producir, como los aumentos de mama, liposucciones, rinoplastias, etc., si bien a partir de los 16 años el paciente puede consentir seún indica la ley.

Hay excepciones a la norma, en casos de gravísimas deformidades o afectación física severa, en las que admito casos entre los 16 y los 18 años, por ejemplo las gigantomastias masivas (pechos gigantescos) de las adolescentes que padecen hipertrofia virginal mamaria, o las mamas tuberosas de altísimo grado.

Léame con precisión: el mero hecho de que el complejo de su hija sea severo no puede justificar que se opere siendo menor de edad, además ha de haber una deformidad que justifique tal complejo (podría darse la circunstancia de que el complejo sea muy grave pero la deformidad sólo de grado moderado o incluso leve, en los que no hay justificación para tan prematuro acceso a la cirugía estética).

Si lo desea haga una consulta conmigo y valoraré su caso, siga este enlace para tal fin:
http://siluest.com/info-consultas.asp

Igual que este artículo le recomiendo este otro con sus vídeos:
http://www.alejandronogueira.com/cirugiaestetica/2014/10/mamas-tuberosas-mamas-tubulares-tratamiento-implantes-anatomicos-poliuretano-subfascial-tecnica-nogueira-video.html

A su disposición

Un saludo

Liliana K.

Doctor Alejandro,mi hija cumplira 15 anos en septiembre,tiene mamas tubulares y esta muy acomplejada,me podria decir por favor desde que edad usted opera este tipo de mamas?vivimos en Estados Unidos pero entiendo qe usted tiene mucha experiencia en esta condicion.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Flor, el suyo es un país precioso, lamentablemente sólo trabajo en España.

Allá hay estupendos compañeros que la atenderán de primera.

Un saludo muy cordial.

Flor

Buen día Dr. Alejandro

Me gustaría saber si opera en alguna ciudad de México.

Saludos

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Josimar, use este enlace para hacer consulta conmigo:
http://www.siluest.com/info-consultas.asp

Un saludo

josimar

Y como puedo hacer si vivo en México.D.f y quisiera una consulta usted nos canaliza con algún otro experto ?

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Ericka,

Gracias a usted por tomarse el tiempo de leer mi artículo.

¿Grasa autóloga para la mama tuberosa?... ni se le ocurra!

Saludos

Dr. Alejandro Nogueira

Maripi, ya le he respondido en el foro general, pienso que lo normal es que pueda amamantar a su hijo sin problemas.

Saludos

Dr. Alejandro Nogueira

Hola María, puede hacer su consulta aquí:
www.siluest.com/info-consultas.asp

Saludos

Ericka

Muy buenas doctor,
me gustaría agradecerle toda la información que ha reunido en este artículo y también consultarle acerca de la conveniencia de transplantes de grasa utóloga en relación a esta malformación, para terminar de corregir aquello que no se consigue con los implantes.
¡Muchas gracias!

Maripi

Buenos días doctor, en 2006 me opere con un cirujano que falleció en 2008 por lo que me encuentro sin un referente para solventar una gran duda, y por ello les agradecería enormemente que me orientaran al respecto.
El caso es que me opere del pecho para corregir mamas tuberosas, partieron la glándula mamaria en forma de paraguas y me pusieron prótesis de 290 cc., del pecho izquierdo levantaron toda la areola y esta insensible, la cicatriz del derecho esta en la mitad inferior y si que tengo sensibilidad. Ahora estoy embarazada de 7 meses, quisiera saber si, al haber tocado la glándula mamaria, ¿puedo dar de mamar a mi bebe con normalidad? y si la respuesta es que la lactancia ha quedado comprometida, ¿cómo puedo saber si puedo o no puedo lactar? ¿tendría qué esperar a que llegase el momento? ¿no puedo saberlo antes?
He consultado con otros cirujanos y alguno ha llegado a decir que no podré dar de lactar al 100%.
Es un tema que me preocupa mucho.
Agradezco sus minutos de atención.
Reciba un cordial saludo
(He publicado esta duda en el foro general, pero he visto este específico de mamás tuberosas y lo vuelvo a colocar aquí, ha sido un error, no pretendo ser reiterativa y pesada)

Maria

Buenas queria saber si opera en Córdoba y el precio que ronda la operación y un poco el postoperatorio. Muchas gracias por su respuesta.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Yessica, siga este enlace:
http://www.siluest.com/info-consultas.asp

Saludos

yessica

me gustaría saber como contactar para visita con usted, gracias

Dr. Alejandro Nogueira

Por cierto Patri, tocando el tema de las mastopexias periareolares, lea los comentarios de este enlace:
http://www.alejandronogueira.com/.services/blog/6a00d83420836353ef00d834dcc9b453ef/search?filter.q=periareolar

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Patri,

Por favor plantee su problema en el foro general, aquí se habla de mamas tuberosas.

Por lo que me cuenta debe usted buscar atención, opinión y cirugía con un cirujano bien experto en mamoplastias secundarias y casos complicados.

Un saludo

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Lydia, me alegra mucho de tu feliz embarazo.

Puedes amamantar a tu hijo sin problema.

Un abrazo

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Encarni, sólo un cirujano experto en mamas tuberosas puede darle un diagnostico de padecer tal malformación y el grado de la misma, le recomiendo que tome este primer paso.

El tratamiento es sólo la cirugía.

Un saludo

patri

Añadir al comentario de antes que mi mastopexia iba a ser la t invertida pero cuando sali de la.operacion me dijo el cirujano que no habia hecho falta que con la periareolar iban a quedar bien lo cual no.fue asi pues tuve que hacer una segunda intervencion,me dijo que ya si que me iba a tener que hacer la t invertida y cual es mi sorpresa que al salir de la operacion me dice que me ha hecho lo mismo pero que me habia quitado algo mas de piel y tal y a la vista esta que no ha servido de nada pues sigo con el mismo complejo y además unas cicatrices horribles,con el gran gasto que conllevo.

patri

Buenas tardes! Me opere de mastopexia y no me quedaron bien con lo cual tuve que hacer una segunda intervención,tampoco me quedo como esperaba y fui a mi cirujano el cual me.dijo que no merecia la pena operarme otra vez porque cuandp tuviera hijos me iba a tener que volver a intervenir. El caso esque han pasao 7 años,no he tenido hijos y las tengo bastante caidas y la areola la tengo mas grande que antes de la intervención. Vamos que estoy super descontenta,usted que me aconseja?

Lydia

Buenas tardes Alejandro!
Soy Lidia, me operé en el 2006 de este tipo de mamas y todo ha sido genial, solo que estoy embarazada y me ha surgido la duda de si puedo darle de mamar al bebé.Creo recordar que me dijo que si, entiendo que el implante se puso submuscular.Muchas gracias y me alegro de verle aunque sea por foto!
Un saludo

Encarni B.

Teniendo grado 0, ha de ser mama tuberosa o puede ser un retardo en el crecimiento? que opciones además de la cirugía se pueden optar?
mil gracias
Un saludo

Dr. Alejandro Nogueira

Un afectuoso abrazo Silvia, es usted una muy buena persona y muy honesta.

Dr. Alejandro Nogueira

Para Anónimo: lamento mucho si situación, la cirugía es la única opción de tratamiento para su problema.

Suerte

silvia

soi silvia otra vez señor alejandro ruego disculpeme si le enoje con mi escrito lei otra vez sus letras y es verda dice q en general son mujeres sanas y felizes y guapas sera depende del nivel o del tipo,disculpeme por no comprenderle yo no soy ninguna de las 3 cosas quiero disculparme tb con las mujeres q me lean q dije deformidad es una palabra fea y no le gustara a ninguna es mi estado de animo,mis disculpas,reunire el dinero e ire a verle seguro doctor,saludos disculpe.

anonimo

Hola, Tengo 19 años, desde mi adolescencia me comencé a dar cuenta que mis senos eran muy distinto a de otras mujeres lo cual hasta el día de hoy me acompleja muchisimo, por lo que e leído en Internet estoy en un grado de 3 - 4 algo así, Son muy separadas y extremadamente caídas mi areola es del porte de la palma de mi mano, estoy muy avergonzada, fui mama a los 16 años y mi hijo tomo leche materna 1 año y 6 meses después de que dejara el pecho me duele mucho siento que se me calleron mas aun, mi hijo ya tiene 3 años pero me siguen doliendo los pechos los siento tirante y tengo que dormir con sostén o sino me duelen , cuando me toco los pechos siento como una pelota adentro creo que es la grandula y después viene todo el colgajo de piel. no se que hacer, no tengo los recursos para pagar una cirugía plástica ya que vivo en Chile y una operación normal acá cuenta $3.500.000 y sabiendo que la cirugía por senos tuberosos son mas caras y me estaría saliendo unos 4 millones demoraría años en juntar ese dinero, que puedo hacer habrá algún tratamiento alternativo, tendré que ir al genecologo o matrona no se que hacer o a quien acercarme para que me oriente sobre este tema ... por favor

Dr. Alejandro Nogueira

Para Rae,

Voy a poner un poco de orden en las diferentes cuestiones de interés que contiene su comentario:
-Tres meses es poco tiempo, las mams tuberosas pueden tardar mucho, más de un año, en perder su forma, e incluso pueden requerir retoque o reintervención, son muy problemáticas; el periodo de adaptación no se influye por las resecciones periareolares
-No es técnicamente factible tratar la glándula de mamas tuberosas por vía de incisión submamaria
-Las asimetría son imposibles de corregir, por ningún método o cirujano, a lo sumo pueden ser parcialmente paliadas y no siempre
-Cuando las areolas son grandes hay que hacer la cicatriz periareolar para reducirlas, pero...
-Cuando las areolas están herniadas también hay que hacer la cicatriz periareolar para quitar piel mamaria, no tanto de la propia areola, con el fin de ceñirlas o embridarlas y aplanarlas
-Su pérdida de sensibilidad para nada está relacionada con que le hayan reducido la areola en ese lado, es mera coincidencia, la casualidad no establece causalidad
-Aún es posible que recupere la sensibilidad, es más, lo considero lo más probable
-Si una mama sigue cónica y con la areola herniada es que es tuberosa, enlace esto con todo lo anterior que he comentado y verá que encaja a la perfección
-Yo ahora no haría piercings, podríandar problemas, y tampoco van a solucionar el problema que le inquieta

Mi consejo es esperar hasta que hayan pasado entre 9 y 10 meses, y luego, si sigue la tuberosidad, buscar otro cirujano.

Un saludo

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Mily, es probable que esos implantes haya que cambiarlos, consulte con un cirujano experimentado en cirugía secundaria.

Un saludo.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Mónica:

¿Me habla usted de opciones de mastopexia o para el tratamiento de mamas tuberosas o de ambas cosas? Le aclaro las opciones:
-si sólo necesita tratamiento de mamas tuberosas: debe operarse necesariamente por la areola, nada más adicional, y si la areola es grande o está herniada hay que hacer cicatriz circunferencial alrededor de la areola; el tratamiento de la tuberosidad no es factible vía submamaria u otras, y no precisa de patrones tipo Lejour (piruleta) ni Wise (T invertida) que son de aplicación en mamas grandes y/o caídas
-si sólo necesita tratamiento de elevación mamaria: la cicatriz ha de ser patrón tipo Lejour (o similar) o Wise (T invertida), dependiendo del tipo de mama y de la experiencia del cirujano; nunca cicatriz sólo alrededor de la areola, resultados nefastos en mi opinión
-si tiene mamas tuberosas y además caídas, precisando tratamiento de tuberosidad y mastopexia a la vez, no debe usarse (casi) nunca la cicatriz en T invertida del patrón de Wise, pues la mama tuberosa es extremadamente deficitaria en el polo inferior y le escasea mucha piel en sentido vertical, razón por la cual no se le debe extirpar piel en sentido vertical (rama horizontal de la T); de nuevo le desaconsejo sólo cicatriz periareolar por precisar elevación

Espero haber aclarado la cuestión.

Un saludo

Rae

Saludos,

Hace ya casi tres meses que me operé de mamas tuberosas. La operación fue por el surco submamario. Partía de varias asimetrías: una de las areolas era de mayor tamaño, ese pecho también tenía un tamaño mayor y presentaba un mayor grado de tuberosidad. Mi otra areola era de tamaño normal y estética más o menos aceptable (bajo grado de tuberosidad), por lo que mi cirujano solo me redujo una de las areolas. Desafortunadamente, he perdido en gran medida la sensibilidad en esta areola reducida. Quizá aún sea pronto. A partir de los tres meses, ¿puede aún recuperarse sensibilidad?.

Uno de los problemas que afronta esta cuestión para mí es que sigo en una situación de asimetría, pues esta areola sigue siendo mayor (imagino que también se habrá podido distender), ese pecho está más aplanado y "extraño" que el otro (que es más cónico, dentro de la normalidad, con la areola algo protruida típica), tengo una cicatriz periareolar en una y en otra no...
Cuando hay reducción de areolas, ¿tarda mucho más en verse la forma definitiva?

Una de las cosas que más me incomoda se debe al cambio morfológico que sufren los pezones de estado relajado a erecto, muy notable en casos de tuberosidad. Mi pezón en sí es aplanado en relajación, y al no tener casi sensibilidad en la areola reducida éste está así casi siempre y apenas cambia... y la diferencia entre ambas areolas se vuelve incluso más notable (una pequeña y con el pezón erecto con suma facilidad, otra grande, fea y con el pezón plano siempre). El resultado es bastante antiestético.

Ruego disculpe la molestia si con esta última cuestión me salgo un poco de la temática del foro, pero con este tipo de problema y pezón, en caso de no recuperar la sensibilidad y tener que mantenerme en esta situación, ¿sería buena idea hacer un piercing en el pezón sin sensibilidad para que al menos se mantuviera más o menos protruido y no hubiera tanta diferencia entre los dos pezones? ¿Después de una reducción de areola cuánto sería conveniente esperar para hacerlo? ¿Puede tener consecuencias negativas en el desarrollo de la forma final del pecho?

Muchas gracias y disculpe la extensión de mi mensaje.

Mónica

Olvidé mencionar que mis senos son caídos y presentan areolas grandes.

Mónica

Hola doctor, dentro de un mes exacto tendré mi operación. Subfasciales pero con incisión de T invertida. OJO: el doctor me habló que la cicatriz podría hacérmela alrededor de la areola O en forma de t invertida, pero él me dijo que le recomendaba a sus pacientes la T invertida, y por eso la elegí.

Ahora que leo su artículo me siento intranquila pues usted habla de que la única vía es por la areola. Mi hermana también se operó de lo mismo hace muchos años y también fue con cicatriz de T invertida, obtuvo un buen resultado y hasta la fecha, se le ven bien y no existió ningún problema con el paso de los años.

En su opinión, ¿qué tan mala es aquel tipo de incisión?

Gracias de antemano.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Rebeca,

Me alegra mucho saber que la vida te va tan bien.

Tranquila, puedes dar el pecho sin problema alguno, la cirugía de tuberosidad no modifica la capacidad de lactar.

Un saludo muy afectuoso y, como con todas, siempre a tu disposición para cualquier duda.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola mama preocupada,

Es posible que su hija no padezca mamas tuberosas, con esa corta edada es imposible que usted haya visto ningún signo de tuberosidad directo o indirecto, más bien le traicionan a usted sus miedos, tenga cuidado o caerá en el Síndrome de Munchausen por poderes.

Si bien existe cierta tendencia a la agrupación familiar de la mama tuberosa, ya que es un problema genético, no es necesariamente hereditaria.

En todo caso las mujeres con mamas tuberosas son muy sanas, felices y, además, muy guapas por lo general.

Deje a su hija crecer y ser feliz, el tiempo dirá.

Respondiendo a su cuestión: no hay nada que se pueda hacer en la infancia para evitar la aparición de la mama tubular.

Un saludo.

rebeca

Buenas Tardes Dr Nogueira, Me llamo Rebeca, me opere con usted hace ya 7 años de mamas tuberosas y tengo que decir que le agradezco infinitamente lo que hizo pues me cambio la vida.
ahora voy a ser mamá, y, aunque he leido en comentarios que ha hecho a otras chicas en el foro que no hay problema, me sigue quedando la duda, pues cuando me opero a mi, le entendi (espero que bien) que me habia hecho incisiones en la glándula mamaria (como gajos de naranja creo que fue la expresion), mi duda es, si, con esa operacion podre dar de lactar a mi hijo o tendre que pensar en la lactancia artificial. muchas gracias de nuevo por su hacer y su atencion. gracias

mama preocupada

Hola la verdad me acabo de dar cuenta q yo padesco esto he tenido a dos niños y e podido amamantar aunq produsco poca leche sobretodo del lado izquierdo ya en el 2embarazo aumento la cantidad pero me preocupa mi nena de casi 6 años pues tiene algunos aspectos delos q mencionan y quisiera saber si se puede aser algo para disminuirlel problema como masjes o algo q ayude sin sirujia pues me gustaria cuidar a mi niña para q no tenga este problema y pueda causar algun complejo

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Valeria,

Me alegra mucho haber podido ayudar con mi escrito.

Esta pregunta que nos formula se plantea con periodicidad por las lectoras de esta página.

Tras la cirugías correctora de mamas tuberossa la paciente puede ser madre y no hay inconveniente para que pueda lactar.

Un saludo

Valeria

Hola Dr Nogueira:
Primero que nada muy interesante su artículo, me resultó muy informativo. Le quería consultar sobre una duda que tengo y sobre la que he encontrado opiniones diversas: ¿ Es posible luego de la cirugía de la mama tubular amamantar? Le agradecería mucho su respuesta ya que esta duda es uno de los principales impedimentos para decir si realizarme la cirugía.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola de nuevo Sole,

El hecho de que usted padezca mamas tuberosas no está siendo la causa del escaso cambio en sus mamas durante su embarazo, simplemente en algunas mujeres el crecimiento es escaso hasta que el niño no empieza a lactar.

Tampoco influye la tuberosidad en la producción de leche de la mujer, la mama tuberosa es normal funcionalmente. Mis pacientes ya operadas de tuberosidad tienen hijos y los amamantan sin problema.

Le recomiendo que espere al menos 3 meses desde que retire el pecho a su hijo, siempre previo examen de su cirujano, el cual puede considerar necesario un periodo algo mayor.

Ciertamente he tenido la oportunidad de operar a lo largo de mi carrera a varios cientos de mujeres con mamas tuberosas, el patrón anatómico y el fenotipo general se repiten con casi matemática e invariable regularidad. Como todo en medicina hay excepciones dentro de las tendencias a la agrupación.

La tuberosidad se trata de una única vez, al menos en lo referente a la glándula. Otra cuestión es la piel, muy problemática y rebelde, que si que nos puede obligar a uno o más procedimientos de refinamiento.

Normalmente las pacientes con mamas tuberosas, sobre todo de alto grado, además de inteligentes y bellas, son extraordinariamente agradecidas con la labor del profesional, pues no es simplemente solucionar un problema de volumen mamario, se trata de un tratamiento que va más allá y les beneficia en áreas muy sensibles y emocionales de su vida interior.

No dude en plantear cualquier otra cuestión.

Saludos cordiales

Sole

Buenas noches,gracias por su respuesta,he leído este y otros muchos de sus artículos porque me resultan muy interesantes y útiles.
Este en concreto me interesa más porque padezco este problema de tuberosidad.
Como dije estoy embarazada y noto que todo mi cuerpo esta cambiado y aumentando excepto mi pecho,la característica de aumento de pecho por el embarazo por ahora apenas la he notado no se sí es normal.
Espero poder amamantar a mi hija sin problema,mi prima tiene este mismo problema y no tuvo leche suficiente,no se sí usted conocerá casos o pacientes que hayan podido.
¿Cuanto tiempo tengo q esperar para operarme después de ser madre?
Que observador debe ser para haber recopilado tantas características en común en mujeres con esta malformación¿alguna otra recientemente?
Y mi última pregunta,¿es común tener que pasar más de una vez por quirófano para tratar la tuberosidad el hecho de tener que pasar varias veces para asegurar buen resultado no termina de convencerme?
¿Es lo común?
Gracias por su tiempo,espero pasar por su consulta en menos de un año.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Elisa,

Los ginecólogos son excelentes profesionales, pero las mamas tuberosas las tratan los cirujanos plásticos.

Espere un poco a que su hija cumpla los 18.

Un saludo.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Fiorela, por supuestoque si se puede operar cuando cumpla 18.

Un saludo

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Sole,

Gracias por leer mi artículo con tanto detenimiento, habrá visto que no siempre es así.

En efecto, es casi una norma que las mujeres con altos grados de tuberosidad tienen una belleza excepcional.

También es cierto que el embarazo o el crecimiento mamario por sobrepeso reduce mucho la conicidad de la mama tuberosa, si bien no elimina ni mejora a nivel de problemas de surco submamario ni areola.

Se puede bajar de grado, pero no desaparece nunca del todo si no es con cirugía.

Un saludo

Elisa

Mi hija de 16 años se queja de la forma de sus senos, parecen tubulares. A qué doctor he de consultar? A la ginecóloga primeramente? Ya desde su nacimiento, comprobré que sus pezones eran "como rellenos" picudos e irregulares y el abdomen era voluminoso. Piensas que ha nacido gordita, pero no lo está, el abdomen abulta "relleno".
A pesar de que controla la alimentaciön y hace deporte. No es obesa, ni tiene exceso de peso. Sigue con ese cinturón de grasa, muy molesto para la edad que tiene.
Debería consultar a un Dr. Endocrinólogo? Por qué esperar a los 18 años para corregir la malformación? Podría la mama desarrollarse y corregirse? O empeoraría la posterior corrección, el que estuvieran más desarrolladas tubularmente? Cómo se ayuda a que desaparezca esa grasa abdominal?
Muchas gracias.

Fiorela U. E.

Yo tengo 17 años falta 6 meses para cumplir 18 años eh leido mucho sobre Mamas tuberosas soy muy plana , no tengo nada de busto , eh leido de como son los senos tuberosos , podria operarme cumpliendo los 18 años ?

Sole

Buenas tardes Doctor ¿Existe la posibilidad de que una tuberosidad se corrija por si sola? Me refiero a un grado leve de tuberosidad, que por la edad, cambios de la mama o incluso por los cambios durante un embarazo se corrija?
Me ha resultado curioso las características que comenta haber apreciado en pacientes que tienen este problema. Muy bonito lo de rasgos de belleza canónica, tengo el pecho feo pero quizá lo compenso con alguno de esos rasgos de belleza que comenta,¿suelen darse realmente?
En mi caso si coincide alguna de las características que comenta,como lo de los dedos y padezco un pequeño soplo sin importancia en el corazón.
Actualmente estoy embarazada pero no descarto en absoluto operarme después.

Dr. Alejandro Nogueira

Hola Ana, le recomiendo esperar a cumplir los 18 años.

Muy excepcionalmente y anteuna deformidad mamaria extrema podría considerarse una cirugía entre los 16 y los 17 años.

Un saludo

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)